Glándulas Salivales Málaga



GLÁNDULAS SALIVALES MÁLAGA
(+300) Más de trescientas cirugías de glándula salival

PATOLOGÍA DE LAS GLÁNDULAS SALIVALES

Las enfermedades de las glándulas salivales abarcan desde trastornos funcionales, tales como los defectos de producción de saliva y los síndromes de boca seca, hasta los tumores, algunos de ellos malignos, que tienen su asiento en las glándulas salivales mayores.

El síndrome de boca seca, las alteraciones del gusto derivadas del déficit de producción de saliva o hiposialia, la sialorrea o exceso de producción de saliva, son trastornos en la producción de saliva, sea en cantidad o en sus características imprescindibles para la hidratación de la propia boca y la hidratación de los alimentos que ingerimos. Una alteración como las descritas producen un malestar que obliga al paciente a buscar tratamiento, dada la incomodidad que ello origina. La cirugía maxilofacial es la especialidad médica que trata estos trastornos, dado nuestro amplio conocimiento en la anatomía y fisiología de las glándulas salivales.

A nivel de patología quirúrgica, podemos dividirla en patología no tumoral y patología tumoral. La patología no tumoral es la derivada, habitualmente, de un impedimento para el flujo de saliva desde las glándulas salivales hacia la boca. Así, a nivel de las glándulas salivales menores, y muchas veces por los traumatismos repetidos por mordedura a nivel del labio, se producen los mucoceles, que no son más que pequeños acúmulos de saliva que no puede salir al exterior. El cirujano maxilofacial resuelve estos molestos problemas con una sencilla cirugía, que puede llevarse a cabo bajo anestesia local.

Más importante, dado que afecta a glándulas salivales mayores, es la sialolitiasis o piedras en las glándulas de la saliva. El acúmulo de material que se calcifica en los conductos salivales, habitualmente de la glándula submaxilar, origina dolor (cólico salivar), pudiendo originar una infección que, en ocasiones, precisa de ingreso hospitalario para tratamiento antibiótico intravenoso e incluso, drenaje quirúrgico. De manera menos frecuente, también se pueden producir estos problemas a nivel de la glándula parótida.

Ya dentro de la patología tumoral, a su vez, podemos dividir los tumores en benignos y malignos. Si bien es cierto que son más frecuentes los tumores benignos, el diagnóstico diferencial (diferenciar cuáles son buenos y cuáles son malos) es competencia de cirugía maxilofacial; la diferencia entre un tratamiento precoz y un tratamiento que se retrasa puede ser vital y de importancia extrema, pudiendo afectarse el pronóstico de vida del paciente. Los tumores benignos de glándula salival tienen en la cirugía su tratamiento y su curación, dado que una vez extirpados, no suelen recidivar (volver a aparecer). Los tumores malignos precisan de cirugía como principal arma en su control, pero pueden necesitar añadir a esa cirugía un tratamiento complementario con radioterapia y con quimioterapia.

Por supuesto, estos tratamientos han de realizarse en un entorno hospitalario y multidisciplinar, dado que los oncólogos y los radioterapeutas tienen un papel importante tras la cirugía. Mención especial en este punto es hablar sobre la cirugía de la glándula parótida; a través de la misma se encuentra el nervio facial, que es el nervio encargado de mover los músculos de la cara, los músculos que nos sirven para expresar nuestros sentimientos o nuestro estado de ánimo. Es obvio que dicha cirugía ha de realizarse con la más exquisita técnica quirúrgica que disminuya en la medida de lo posible, la lesión de cualquier rama del nervio facial, para así evitar el déficit de movimiento en alguna de las diferentes partes de la cara. Los cirujanos maxilofaciales tenemos una amplia experiencia en el tratamiento de tumores de la glándula parótida, lo que nos permite afrontar dicha cirugía con mayor probabilidad de éxito.

Mención especial en este punto es hablar sobre la cirugía de la glándula parótida; a través de la misma se encuentra el nervio facial, que es el nervio encargado de mover los músculos de la cara, los músculos que nos sirven para expresar nuestros sentimientos o nuestro estado de ánimo. Es obvio que dicha cirugía ha de realizarse con la más exquisita técnica quirúrgica que disminuya en la medida de lo posible, la lesión de cualquier rama del nervio facial, para así evitar el déficit de movimiento en alguna de las diferentes partes de la cara. Los cirujanos maxilofaciales tenemos una amplia experiencia en el tratamiento de tumores de la glándula parótida, lo que nos permite afrontar dicha cirugía con mayor probabilidad de éxito.

Cirugía de Glándula Parótida en Málaga

  • Cirugía de Glándula Parótida
  • Cirugía De Glándula Submandibular
  • Tratamiento De Litiasis (Piedras) En Glándulas Salivales
  • Quiste Branquial
  • Quiste Tirogloso
  • Refinamiento De Cicatrices

C/ Gabriel Celaya

7, 29002, Málaga

951 468 833

Llámanos!

Escríbenos!

info@maxilum.es